La Barra el Barman y Yo

Este mes tenemos el privilegio de poder compartir con ustedes esta obra original escrita por un gran amigo, pisquero y bohemio Wili Angulo Padilla en 1997. El compartió su obra con nosotros recientemente el 27 de junio durante la presentación de mi libro "Perú: La Tierra del Pisco, la Nueva Coctelería Peruana". Gracias Wili por permitirnos publicar tu obra realmente inspiradora que le da al bar, a la cocteleria y los bartenders una relevancia muy merecedora!

La Barra el Barman y Yo

Por: Willi Angulo Padilla

 

El bar, lugar mágico y acogedor, cuyo origen se pierde en el tiempo, tuvo y mantiene el mismo espíritu, ser el centro de la buena tertulia, donde la bohemia le pone alas doradas a su imaginación, la amistad se renueva y fortalece, donde el amor encuentra la vía ideal a su sublime expresión, donde los empresarios encuentran la concordia de sus intereses, ha sido y es: el centro de la armonía.


Unido a esto nos llega lo sensual, el placer el estímulo de los sentidos. Con un pequeño ejercicio de imaginación en un también, imaginario túnel del tiempo, iniciamos un viaje retrospectivo encontrando en medio de un paraje bucólico y un sol ardiente a un alquimista iniciando su labor y en búsqueda de lo que inicialmente fue una solución medicinal para el cuerpo humano, y que finalmente también lo fue para el alma y los sentidos.


De esta manera, casi mágica, y a fuerza de bien intencionados hechizos y conjuros, con la utilización de los mejores insumos, acorde con sus buenos deseos y objetivos, alcanza lo que inicialmente se dio al llamar "Eu de Vie", maravilloso néctar posiblemente padre de los espirituosos actuales.


¿ Cuáles fueron los motivos que inspiraron a nuestro imaginario amigo alquimista y sus colegas la creación de tan maravilloso néctar?

Quizás el olor a yerba fresca y florecillas silvestres, o quizás el bamboleo producido por el viento en lo árboles del bosque mágico, con su consecuente paso de rayos de sol a través de sus ramas y sus destellos de brillo solar, o el fresco viento matinal, rejuvenecedor y turbulento, o de repente los versos y cánticos de los juglares errantes... o finalmente por qué no todo en su conjunto hicieron posible sacar adelante esta colosal obra. Colosal por la transcendencia del mismo; penetrar en el tiempo y proyectarse entre estrellas como una luz hacia el infinito.

 

Parte ll

Señor - su trago está servido - alcanzo escuchar y aún extasiado y aturdido por mi viaje imaginario, observo el rostro sonriente y siempre gentil de Hans, sí es mi amigo el bartender, quien generoso él, me alcanza mi copa.


Bebo un sorbo, y otro más, observo a Hans realizando diligentemente su profesión, que sería del encanto del bar y de todas las "Eu de Vie" si no estuviera él cual moderno alquimista presto a preparar las mágicas bebidas que ayudan a que los hechizos y conjuros cumplan a cabalidad la misión para lo cual fueron concebidas. Si Hans, leal compañero, testigo de mi soledad, expresas a cabalidad al alquimista amigo y a sus buenos deseos, estas engarzado al bar como un diamante al anillo.


Señor - le sirvo otra copa -


Si, sírvela por favor, ¡ pero esta vez ! La bebes tú, cortesía de este amigo que en tu persona rinde homenaje a todos los bartender y barmaids del mundo.


Y veo a Hans beber su copa, y yo me sumerjo nuevamente en el bosque encantado, es ya un atardecer paradisiaco, duendes y hadas cantarines y bailadores aparecen danzando por doquier y... al fondo mi amigo bartender en su barra, con sus espirituosos, coctelera en mano completa su labor, creando su glorioso cocktail. !Salud amigos! ¡ Salud con Pisco!


Déjanos tu comentario...